Loading...

lunes, 28 de noviembre de 2011

MECANISMOS DEL LEVANTAMIENTO

Levantar es una acción que frecuentemente se requiere en cualquier trabajo; sin embargo, si se lleva acabo de una manera incorrecta, puede dar como resultado por lo menos un dolor de espalda y una incomodidad o, a lo máximo, una incapacidad permanente como quedar lisiado. El área mas susceptible a lesiones es el área lumbar de la columna vertebral, aunque también influye la postura de sentado y de pie, además del levantamiento.
La biomecánica que implica el levantamiento depende primordialmente de la postura del cuerpo y de las técnicas que se empleen, de la cuales existen dos en esencia. La primera, comúnmente conocida como la acción derrick, deriva su nombre de la similitud general con la acción de la grúa derrick. En toda la operación de levantamiento, las rodillas se mantienen extendidas en su totalidad, mientras que la espalda y los brazos se mantienen flexionados hacia delante para aprehender el objeto. La acción de levantamiento se logra al extender (o al intentar extender) la región lumbar de la columna vertebral y las articulaciones de la cadera. Esta parece ser la técnica natural de levantar un peso.
En la segunda técnica conocida como método de la acción de las rodillas, se deben doblar las pierna (en cuclillas) para tomar el objeto. En esta técnica el tronco se mantiene erecto y la acción de levantamiento ocurre primordialmente como resultado de la extensión de la articulación de la rodilla, la cual, a su vez, extiende la articulación de la cadera.
Como la acción de la rodilla probablemente requiere mayor energía inicia para consumirse en el establecimiento de la postura en primer lugar, las personas observan que la acción derrick es mas natural, pero no toman en cuenta los problemas relacionados a esta acción. El doblarse o torcerse durante el levantamiento de un objeto pesado causa lesión vertebral, lo cual ocurre con mas probabilidad durante un levantamiento del tipo derrick. Mas aun, además del daño potencial que puede producirse en la columna, la presión aumentada de la región truncal predispone al operario a una hernia. Por esto, la acción de las rodillas es la acción del levantamiento que requiere mas apoyo. En esta acción existen cuatro uniones en la cadena de levantamiento (en oposición a las tres de la acción derrick): la parte baja de las piernas, la parte alta de las piernas, la espalda y los brazos. Cuando la espalda se mantiene en su posición curvada natural, las fuerzas de las superficies invertebrales y los discos pueden llegar a distribuirse de manera pareja, de tal forma que los músculos, más que los ligamentos y las estructuras óseas, se contraponen a la acción de la gravedad.
Un panfleto denominado Lifting in industry (levantamiento en la industria) muestra la técnica correcta de levantamiento: a) los pies deben estar lo suficientemente lejos uno del otro para que exista una distribución equilibrada del peso; b) las rodillas y las caderas deben estar dobladas y la espalda debe mantenerse tan recta como sea posible, con la barbilla metida; c) los brazos deben mantenerse tan cerca del cuerpo como sea posible; d) cuando sea factible, se debe usar toda la mano para el agarre, y el levantamiento debe llevarse a cabo de manera suave, sin jalones ni sacudidas.
La habilidad para levantar objetos es menor cuando se repite o cuando es necesario hacer varios levantamientos. Los estudios hechos al respecto sugieren que solo pueden tener lugar 2 o 3 levantamientos por minuto, si la carga que debe levantarse representa el 75% de la carga máxima posible. Para una carga de 10% como máximo se pueden tolerar de 6 a 9 levantamientos por minuto. Sin embargo, se ha demostrado que si tales levantamientos se pueden espaciar rítmicamente con pequeños períodos de descanso, será factible aumentar la eficiencia y los resultados, y el trabajo de carga podrá reducirse; sin embargo, el sexo, la edad, la altura y el peso corporal del levantador pueden alterar esos datos.
Sin embargo, cabe preguntar si al instruir al hombre industrial para que ejecute mejor la acción de doblar las rodillas en el levantamiento de objetos pesados, se intenta otra vez ajustar al hombre a su ambiente, en vez de adecuar el ambiente al hombre. Si la acción derrick es la postura natural para el levantamiento, entonces el simple hecho de que podrían levantarse cargas más pesadas de manera más segura por otra acción debería implicar que sería preferible reducir los máximos de carga necesarios para que esta sea levantada, en vez de entrenar al hombre para que adopte una postura antinatural, ya que el entrenamiento puede volverse ineficaz en condiciones de estrés.
La acción derrick permite mas libertad al operario; por ejemplo la ropa ajustada como las faldas, o los pantalones entallados y los mandiles protectores, comparados con el grado en que las rodillas obstruyen el espacio de carga, son los factores susceptibles de reducir la posibilidad del operario de adoptar la posición en cuclillas.
No importa que tan eficiente se haya diseñado un sistema mecánico, o que tan rápido funcione o que tan confiable o agradable y estético parezca, si el operario no es capaz de adecuarlo a él o a su alrededor, si no puede accionar las palancas o presionar los botones con la suficiente fuerza por el tiempo requerido, o si no puede alcanzar los controles en primer lugar, el sistema mecánico no tendrá, por lo menos, ninguna utilidad y, en el peor de los casos, podrá ser peligroso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada